Juvenil DH

Crónicas de una salvación

El Juvenil A dirigido por Constantino Tirado consiguió la salvación en la última jornada de liga en el campo del Arucas, una permanencia más que merecida por el transcurso del equipo durante las 30 jornadas disputadas de liga.

El Marino volvía a División de Honor tras pasar un año en Preferente y se estrenaba en el campo de otro ascendido esta temporada, el Unión Viera, que se saldó con un empate sin goles. En el primer partido en el Anexo se consiguió la primera victoria, ante el San José de una forma contundente, 3-0.

El equipo se estaba adaptando bien a la categoría y a la exigencia que se da en estos partidos, iba sumando puntos y alejado siempre de la zona de peligro. La peor racha del año precede justamente a la mejor, el equipo encadenó cuatro derrotas consecutivas, cabe destacar que dos de ellas fueron ante los filiales de Tenerife y Las Palmas, aunque después de estos cuatro partidos vinieron 5 victorias seguidas en los terrenos de juego, estas victorias fueron ante Maspalomas, Arucas y Unión Viera en el Anexo y ante Guía y San José lejos de Los Cristianos, aunque el partido ante el Guía después de una reclamación le concedieron los puntos al conjunto grancanario.

Este hecho afectó al equipo en lo anímico que tras verse en la parte alta de la clasificación vio como le quitaban tres puntos muy valiosos. En el año 2019 tan solo se sumaron dos victorias, aunque por juego y merecimiento pudieron ser muchas victorias más, pero la fortuna no caiga del lado del equipo dirigido por Constan.

Poco a poco se iban sumando puntos a través de empates, muchos de ellos encajados en los últimos instantes de partidos como ante el Estrella o el Victoria, ambos en el Anexo. El equipo no veía recompensa en el marcador con el juego que plasmaban en el campo y la situación en la tabla se iba complicando. Así se llegaba a las tres últimas jornadas de liga que se enfrentaban ante Maspalomas, Guía y Arucas.

En el primer desplazamiento al sur de Gran Canaria se consiguió un punto, tras empatar 1-1 en un partido que se podía haber llevado el Marino con claridad si logra materializar en gol alguna de las numerosas ocasiones que disfrutó en los minutos finales del partido. Tras este empate, seguía dependiendo de sí mismo, sin importar los resultados del resto de equipos, debían sumar los 6 puntos en liza para salvarse, y así fue. El primer envite fue ante el Guía, en casa con el rival descendido y con una muy buena primera parte prácticamente salvó el primer partido llegando 3-0 al descanso que también fue el resultado final.

En la última jornada se jugaba todo por el todo ante el Arucas en Gran Canaria, a los nuestros le servía la victoria o el empate, mientras que el Arucas tenía que ganar para asegurarse la permanencia, había dos equipos más implicados en evitar el descenso, Maspalomas y Unión Viera, ambos ganaron por lo que el descenso salía del enfrentamiento directo entre nosotros y el Arucas. A mediados de la segunda mitad, Aday con un remate de cabeza tras un saque de esquina puso por delante al Marino, acercándole la permanencia. En los últimos minutos el Arucas lo intento pero no pudo batir la meta de Alonso, terminando así el partido y perdiendo la categoría el equipo del norte de Gran Canaria

Después de una temporada en la que el Marino ha tenido que superar obstáculos tanto dentro como fuera de los terrenos de juego, finalmente consigue la permanencia en la División de Honor y el sur de Tenerife volverá a tener un representante en la máxima categoría del futbol juvenil una temporada más.

Leave a Reply